El Informe sobre recursos nacionales de educación y apoyo para madres jóvenes en países socios del proyecto

4 May 2018 | Noticias

La maternidad y paternidad en la  adolescencia se convierte cada vez más en una preocupación mundial no solo por el mayor riesgo del estado de salud de la madre y el bebé, sino que generalmente corresponde con la exclusión y las barreras sociales, económicas y demográficas. El inicio temprano de la maternidad, naturalmente, significa una educación truncada, un menor ingreso familiar futuro.

Por lo tanto, es muy relevante promover la importancia de la educación para cada chica  que haya  abandonado los estudios y alentar el regreso al sistema educativo que busca ampliar sus oportunidades de un futuro mejor. En particular, el proyecto BYMBE se superpone a 6 países europeos: Austria, Bulgaria, Irlanda, Italia, Lituania y España, y tiene como objetivo garantizar que en cada país al menos 8 (12 participantes en el programa piloto de cada país)  madres jóvenes que han abandonado el sistema educativo regresen a él.

El informe proporciona antecedentes sobre los sistemas educativos y la provisión de cuidado infantil, así como servicios de apoyo en Austria, Bulgaria, Irlanda, Italia, Lituania y España, y especifica el problema de las madres jóvenes de entre 15 y 25 años que abandonaron el sistema educativo. También describe los desafíos y las oportunidades de las madres jóvenes para reingresar al sistema educativo, los costos financieros y los sistemas de apoyo que presentan algunas buenas prácticas en los países socios del proyecto.

Muestra las diferencias nacionales pero, al mismo tiempo, ofrece una visión global de los países socios

Se presentan instalaciones y sistemas de financiación para el cuidado infantil en los países socios del proyecto, así como también se describen las oportunidades relacionadas y las organizaciones de apoyo. La calidad del sistema de cuidado infantil se considera alta si está disponible, es gratuita y amigable para las familias de bajos ingresos.

Este informe se basa en informes nacionales de los socios del proyecto de Austria, Bulgaria, Irlanda, Italia, Lituania y España.

La investigación, llevada a cabo durante la implementación del proyecto BYMBE en 6 países europeos – Austria, Bulgaria, Irlanda, Italia, Lituania y España reveló que las mujeres jóvenes que abandonaron el sistema educativo enfrentan los siguientes desafíos cuando se esfuerzan por ingresar al sistema educativo:

El primer desafío al que se enfrentan las madres jóvenes cuando regresar al sistema educativo, y que es enfatizado por la mayoría de los países, es la escasez de financiación. La falta de programas gubernamentales de apoyo financiero para las madres que han abandonado el sistema educativo, así como la ausencia de instituciones de orientación específicas para proporcionar las mejores oportunidades en el proceso de regreso son principalmente las barreras más importantes. Además, la incapacidad para conciliar los horarios de cuidado de niños, trabajo y estudio también lo dificulta. Este último problema depende en gran medida de las horas de trabajo de las instalaciones de cuidado de niños, y los métodos sugeridos de escolarización ya sea en la educación formal o no formal

Lo más importante es alentar a las madres jóvenes a conciliar la crianza de los hijos y la educación, explicar las oportunidades y mostrar las oportunidades más favorables para el futuro.

Hay algunas formaciones especiales para madres jóvenes en Irlanda y España, que se describen en el informe como buenas prácticas. Sin embargo, el resto de los países analizados, no presentan ningún programa especializado para madres jóvenes para simplificar su conciliación de la educación y el cuidado de los niños.

Otro apoyo crucial para las madres jóvenes sin experiencia es el de las guarderías. La investigación muestra que en algunos países comienzan muy buenas prácticas con la provisión de cuidado de niños o centros de cuidado infantil directamente en el lugar de trabajo o lugar de estudio de los padres. Crea una situación en la que todos salen ganando y podría tomarse en cuenta como un ejemplo de las mejores prácticas para aplicar.

Además, la promoción y el desarrollo de una red de guarderías infantiles para estudiantes de primaria satisfacen las necesidades de las madres jóvenes a la perfección y sería una buena pregunta para las consideraciones del proyecto BYMBE y el desarrollo nacional del cuidado infantil. Resumiendo y comparando la situación en todos los países socios podría decirse que:

  • Todos los países aún no tienen suficiente suministro de servicios de cuidado infantil formales y asequibles para los niños más pequeños, sin embargo, todos los países garantizan la reducción de costes o el reembolso de los costos de las instalaciones de cuidado infantil, según el nivel de ingresos familiares.
  • Los esfuerzos de los países para implementar un derecho legal a la Educación y cuidado de la primera infancia, es decir, la garantía del acceso universal y gratuito a instalaciones de cuidado infantil para todos los niños desde una edad muy temprana, constituirán una aspiración prometedora.
  • España parece ser un líder entre los países socios del proyecto con respecto a la provisión de servicios públicos de cuidado infantil de niños de hasta 3 años de edad.
  • Italia parece estar muy lejos de las dimensiones europeas en el cuidado de niños con respecto a las disposiciones de cuidado infantil formal gratuito o reembolsado. La cobertura de las guarderías es pequeña y está lejos de satisfacer la demanda de los padres que trabajan.
  • Irlanda enfrenta el problema de los altos costos del cuidado infantil, sin embargo, también se está desarrollando un sistema de apoyo y recientemente se está reduciendo la edad para la atención gratuita de todos los niños.

Por lo tanto, el proyecto BYMBE y su ámbito de acción definitivamente serán el camino favorable para que las madres jóvenes regresen al sistema educativo, apoyándolas con asesoramiento y orientación para encontrar instalaciones de cuidado infantil razonables, cualitativas y gratuitas.